CÓMO SABER A SIMPLE VISTA QUE UNA SARTÉN ES MEJOR QUE OTRA

No todas las sartenes son iguales. Son sartenes, sí. Y sirven para lo mismo. Cierto. Pero entre una sartén buena y una sartén normalita hay mucha diferencia. Y no únicamente a nivel de precio, hecho que resulta evidente en la tienda cuando comparamos sartenes, sino a nivel de calidad, y a veces no sabemos si una sartén es buena o mala hasta que la usamos en casa. Si no quieres volver a llevarte un disgusto, lo mejor es aprender a distinguirlas antes de comprarlas. Para hacerlo no hace falta ser un experto, solo seguir las pautas que te damos a continuación.

 

El principal factor que influye en la calidad de una sartén es el material y el proceso que se ha utilizado para fabricarla. Una sartén puede hacerse de muchos materiales, las hay de hierro y de acero inoxidable, pero la mayoría de las que encontraréis en la tienda son de aluminio y se distinguen por su proceso de fabricación. Y aunque de entrada puede parecer que la diferencia entre un proceso de fabricación y otro no debe de ser mucha porque al fin y al cabo todo son sartenes de aluminio, la verdad es que la hay. Y mucha.

 

A continuación vamos a hablar únicamente de las de aluminio pero si quieres saber más sobre otros materiales como el acero inoxidable y el hierro fundido, haz click aquí.

 

Tres maneras de fabricar una sartén de aluminio

 

Casi todas las sartenes que encontraréis están fabricadas siguiendo uno de estos procesos: estampación, forja o fundición. Saberse los nombres de los procesos siempre queda bien, y a lo mejor un día nos sirve para ganar una partida de Trivial, pero lo importante es distinguirlos y saber qué diferencias hay entre un proceso y otro. Así que vamos a ello.

 

Las sartenes de estampación se fabrican a partir de una lámina plana y poco gruesa de aluminio a la que se aplica una gran presión con una prensa que tiene forma de sartén. Este proceso de fabricación es el más sencillo y también el más barato, por eso las sartenes de estampación son también las más baratas, las que podemos encontrar a partir de tres euros en cualquier tienda. Genial, pues me quedo con ésta ¿verdad? Sí, podemos quedarnos con ésta, claro, pero tiene un problema: cuando el aluminio se calienta tiende a volver a su forma original, en este caso, a una lámina plana, por eso al poco de usarlas notamos que se van deformando y que la superficie de cocción se abomba. Este factor, sumado al hecho que el antiadherente que acostumbran a llevar es de poca calidad, hace que su ciclo de vida sea muy corto.

 

Las sartenes de aluminio forjado se fabrican de un modo muy similar a las sartenes de estampación, pero en este caso se aplica calor al prensado. Esto permite dos cosas: que la lámina de aluminio sea más gruesa, y por tanto más resistente que la que se utiliza en estampación y minimizar la deformación de la pieza cuando se cocina. Y aunque estas sartenes son más caras, pagar un poco más realmente compensa, porque prácticamente no se deforman, duran más y cocinan mucho mejor que las sartenes de estampación.

 

El último proceso de fabricación es la fundición. En este caso se parte de aluminio líquido y se vierte en un molde que tiene forma de sartén. De este modo la sartén nunca se deforma al cocinar, porque ésta es su forma original. Este proceso es el más caro pero también el que aporta mejores resultados en la cocina. Uno podría preguntarse qué puede haber mejor que la forja. Si una sartén de aluminio forjado es resistente, duradera, cocina bien y tiene un precio razonable, ¿hace falta más? Pues depende de la necesidad de cada uno. Trabajar con aluminio fundido permite dar distintos grosores a la pieza, hecho que ayuda a repartir mucho mejor el calor y a conseguir que los alimentos se cocinen por igual en toda la superficie de cocción. Y por supuesto luego también están otros detalles, como los acabados, que son mejores, o las posibilidades que el aluminio fundido te da a nivel de diseño. Además, las sartenes de aluminio fundido acostumbran a llevar los mejores antiadherentes, así que resultará mucho más difícil que se te vuelva a pegar la tortilla de patatas.

 

Vale, y ahora ¿cómo las distingo en la tienda?

 

Distinguir una sartén de aluminio estampado en la tienda es muy fácil. El precio ya os dará una pista bastante clara de que se trata de una sartén de estampación. Pero si sois de aquéllos que no se fían, sólo hace falta cogerla y tocarla un poquito. Veréis que no pesa casi nada y que es muy fina.

 

Diferenciar una sartén de aluminio forjado de una sartén de aluminio fundido ya es un poco más complicado porque los distintos grosores que se aplican al aluminio fundido no se detectan a simple vista y el peso es bastante similar. En este caso lo mejor es que os fijéis en el embalaje, porque a las sartenes de aluminio fundido saben que son las mejores y les gusta presumir de ello, así que siempre lo llevan escrito en la etiqueta con letras grandes. Sí, se trata de un sistema de detección poco científico, pero es muy efectivo.

 

A partir de aquí, tú decides. A lo mejor sigues prefiriendo tener una sartén de estampación porque, total, tampoco la usas mucho. Pero por poco que te guste cocinar, te recomendamos que gastes un poquito más y optes por una sartén de aluminio fundido. Comprobarás que la diferencia realmente se nota.

Related Posts

19 May
BIENVENIDO AL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS ANTIADHERENTES

Se podría escribir un libro entero sobre los distintos recubrimientos que puede llevar una sartén, pero sería realmente aburrido, así que intentaremos resumirlo un poquito. Hay muchos fabricantes, tipos de recubrimientos y calidades. Pero para no alargarnos demasiado, hablaremos de los más comunes.   El que más tiempo lleva con nosotros es el PTFE, que

19 May
NO ES LO MISMO 3 QUE 30. TODO LO QUE DEBERÍAS SABER ANTES DE COMPRAR UNA SARTÉN.
Consejos // 0

Cuando pensamos en comprar una sartén, nos fijamos en varias cosas. La primera, por supuesto, el precio. ¿Cómo es posible que haya sartenes de 3 euros y sartenes de 30? ¿Por qué debería pagar 30 si por este precio podría tener 10 y estrenar sartén nueva cuando me apetezca? Dejando de lado el hecho que

19 May
LOS MANUALES DE INSTRUCCIONES SON ABURRIDOS. YO NUNCA LOS LEO. CÓMO CUIDAR EL MENAJE DE ALUMINIO.

Sí, tienes razón, son extremadamente aburridos. Incluso las personas que los escriben se aburren enormemente al hacerlo. Pero deberías leerlos para saber cómo cuidar el menaje de aluminio. Sí, es cierto, una sartén de aluminio fundido con recubrimiento antiadherente no es un aparato electrónico de alta tecnología con montones de opciones de configuración y todas

Comments

Mary Carmen
mayo 31, 2017

Estupenda descripción y claridad, como siempre, en todos tus artículos o post. Gracias.

Leave a comment