¡SÉ CREATIVO, DESMONTA EL MANGO DE TU SARTÉN! 8 RAZONES PARA HACERLO

El mango de mi sartén se desmonta. ¿Estará roto? ¡Noooo! ¿Y para qué quiero yo que mi sartén tenga un mango desmontable? Pues de entrada puede parecer algo sin demasiada importancia, pero a veces son precisamente estos pequeños detalles los que marcan la diferencia y en el caso de los mangos desmontables aún más. Por eso todos los mangos Fundix de Castey se pueden desmontar. Hay muchísimas razones para hacerlo y aquí te contamos algunas, pero seguro que si le hechas un poco de imaginación encontrarás aún más motivos para hacerlo.

 

1. Para guardarlas mejor

 

Porque con el precio que tiene el metro cuadrado de vivienda hemos tenido que reducir espacio para todo y la mayoría de cocinas no son precisamente grandes. O al menos no tan grandes como nos gustaría. Así que hacemos lo posible para poder tener espacio para todos esos aparatos de cocina que tanto nos gustan. Y guardar la sartén con el mango desmontado ahorra muchísimo espacio en el armario. Podemos guardar el mango en un cajón y montarlo en un momento cuando queramos cocinar.

 

2. Para limpiarlas a mano cómodamente

 

Porque si las lavamos a mano el mango siempre acaba chocando con el grifo o la sartén no nos cabe en la pila. Y aclararla resulta tremendamente engorroso, con lo que terminamos salpicándolo todo y poniéndonos perdidos.

 

3. Para que no ocupen tanto espacio en el lavavajillas

 

Porque muchas veces el mango choca con la parte de arriba del lavavajillas y la sartén no cabe, así que acabamos limpiando la sartén a mano, con lo poco que nos gusta fregar los platos cuando nos hemos acostumbrado al lavavajillas.

 

4. Para poder poner la sartén en el horno

 

Porque el principal motivo que impide que la mayoría de sartenes no puedan usarse en el horno es precisamente el mango, que está hecho de un material que no resiste temperaturas tan altas.

 

5. Para poder quitar la sartén del horno sin usar manoplas

 

Porque colocar el mango en la sartén es muy fácil y rápido. Queda perfectamente fijado y prácticamente no tenemos que introducir las manos dentro del horno, así que seguro que no nos quemamos.

 

6. Para convertir la sartén en una cacerola

 

Porque la única diferencia entre una sartén y una cacerola es el mango. Así que si lo quitamos, convertimos nuestra sartén en una fantástica cacerola, y todo eso que nos ahorramos.

 

7. Para convertir la sartén en un molde para pasteles

 

Porque estamos hartos que se nos queme la parte de debajo de los pasteles o que se nos pegue la masa, y no hay nada más antiadherente que una buena sartén.

 

8. Para cocinarlo todo en el mismo sitio y ensuciar menos

 

Porque si juntamos todas las ventajas anteriores nos damos cuenta que en realidad no necesitamos montones de utensilios para cocinar. Vamos a verlo en un ejemplo que además se come y está buenísimo.

M

Tarta de Manzana en Sartén Fundix de Castey

 

Ingredientes

 

  • 3 o 4 manzanas dulces
  • 3/4 de un vaso de azúcar
  • 1 cucharada de canela
  • Vainilla
  • Media cucharada de nuez moscada
  • El zumo de medio limón
  • Trozos pequeños de mantequilla
  • 2 láminas de masa quebrada
  • 15 gramos de galletas finamente picadas

Y por supuesto…una sartén Fundix de Castey de unos 22 centímetros.

 

Preparación

 

1. Encendemos el horno a unos 200 grados más o menos.

2. Pelamos las manzanas, las cortamos en trocitos no muy grandes, añadimos los ingredientes del relleno y lo mezclamos todo en un bol. Si tenemos tiempo, lo dejaremos reposar unos 20 minutos para que las manzanas se maceren.

3. Pochamos las manzanas en la sartén a fuego muy bajo. Una vez cocidas, las reservamos en el bol y escurrimos el exceso de líquido.

4. Pasamos un poco de papel de cocina por la superficie de la sartén para secarla. Cubrimos la sartén con una de las láminas de masa quebrada y cortamos el sobrante.

5. Repartimos las galletas picadas por encima de la masa y añadimos el relleno.

6. Cubrimos el relleno con la segunda capa de masa quebrada y sellamos la tarta, haciendo pequeños cortes para que se abra un poco al hornearla.

7. Ponemos la sartén en el horno ayudándonos con el mango. Retiramos el mango.

8. Horneamos la tarta durante unos 20 minutos, hasta que la masa esté doradita.

9. Usamos el mango para sacar la sartén del horno.

 

¡Y lista para comer!

Related Posts

24 Mar
EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS ANTIADHERENTES (3). SI QUIERES QUE DURE TENDRÁS QUE CUIDARLO.

Vamos a dar por supuesto que ya te has leído los capítulos 1 y 2 del Maravilloso Mundo de los Antiadherentes y que ya sabes bien cuál elegir y por qué. Si no lo has hecho no es necesario que lo hagas antes de leer este post, pero te ayudarían a entrar en materia, especialmente

02 Feb
TITANIUM: LA SARTÉN QUE TE AYUDA A DARLE LA VUELTA A LA TORTILLA
Producto // 0

Sí. Cuando ves que alguien lo hace parece fácil, pero luego cuando te pones tú resulta que no lo es tanto. ¿Cuántas tortillas has desparramado por el suelo y la encimera de la cocina después de haber dedicado tanto tiempo a pochar la cebolla con mucho cariño y a dorar las patatas con todo tu

28 Nov
LA MEJOR TORTILLA DE PATATAS ES LA QUE HACE TU MADRE, PERO A LO MEJOR ALGUNO DE ESTOS CONSEJOS TE SIRVE
Cocina // 0

Un blog de cocina en este país no está completo sin un post sobre la Tortilla de Patatas. Lo primero que se nos ocurrió fue intentar daros consejos para preparar la tortilla de patatas perfecta y para ello realizamos una profunda investigación para averiguar qué proporciones, tiempos de cocción e ingredientes pueden llevarte a la

Comments

Leave a comment