fbpx

¿COCINAS A GAS, VITROCERÁMICA O INDUCCIÓN? ¿TE AYUDAMOS A ELEGIR? DIFERENCIAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS PRINCIPALES TIPOS DE COCINAS.

Aunque las cocinas a gas siguen siendo mayoritarias, lo cierto es que poco a poco las cocinas de inducción han ido ganando terreno al fogón tradicional y cada vez son más las personas que optan por este sistema. Y no solo eso, sino que la mayoría de ellos se han convertido en grandes defensores de sus ventajas, hecho que desde hace unos años ha generado un intenso debate entre los partidarios del gas y los partidarios de la inducción.  Y a medio camino entre unos y otros, la vitrocerámica sigue sobreviviendo como puede, aunque sus desventajas han hecho que los que quieren abandonar el gas opten cada vez más por las cocinas de inducción.

 

Todo parece indicar que en un futuro no muy lejano la elección se centrará únicamente entre cocinas a gas y cocinas de inducción, pero en este post incluiremos los tres sistemas para que cuentes con toda la información antes de hacer tu elección.

 

Cocinas a gas. El sistema de los profesionales y los amantes de la cocina tradicional

 

Las cocinas a gas son la opción mayoritaria en las cocinas profesionales y el principal motivo es que proporciona potencia instantánea desde el primer momento. También es el sistema que utiliza una fuente de energía más barata y el que consume menos, hecho que en un negocio basado en tenerlo encendido muchas horas al día es esencial. Además admite todo tipo de utensilios de cocina, permite controlar muy bien la intensidad de la llama, el calor es muy estable y es el sistema más indicado para cocciones muy lentas.

 

Sus principales inconvenientes son que, de entrada, son más difíciles -o como mínimo más engorrosas- de limpiar y menos seguras, ya que utilizan fuego directo.

 

Placas Vitrocerámicas. La primera alternativa a las cocinas a gas

 

Las cocinas vitrocerámicas están realizadas en vidrio cerámico, un tipo de material que revolucionó los sistemas de cocinado domésticos con electricidad, frente a las encimeras tradicionales de acero inoxidable. Tuvieron su gran momento de gloria en los años 90 pero actualmente su tecnología se ha visto ampliamente superada por las cocinas de inducción.

 

Sus principales argumentos como alternativa al gas son que teóricamente se limpian más rápidamente y que son más seguras, pero sus inconvenientes no acabaron de convencer a los partidarios del fogón de toda la vida: su potencia es mucho menor, tardan mucho en calentarse, la intensidad del calor no puede regularse de forma precisa, su consumo de electricidad es el más alto de todos y, aunque permiten aprovechar el calor residual, en realidad muchas veces esta energía acaba por perderse.

 

Cocinas de Inducción. El sistema más innovador

 

Las cocinas de inducción son en realidad la evolución de las placas vitrocerámicas, ya que están hechas del mismo material. La diferencia reside en la forma de transmisión del calor, que se produce a través de un campo magnético que transmite directamente el calor al recipiente, como te contamos en nuestro post “¿Por qué mi sartén no sirve para las cocinas de inducción?«.

 

Es el sistema por el que apuestan los fabricantes y el que ha vivido una mayor evolución tecnológica en los últimos años. La inducción ha permitido superar la mayoría de los inconvenientes de las placas vitrocerámicas: tienen más potencia, consumen menos electricidad, permiten regular con precisión la intensidad del calor y, como su superficie no se calienta, son más fáciles de limpiar y mucho más seguras que los dos sistemas anteriores.

 

Su principal desventaja es el precio, que es mucho más elevado que el de los dos sistemas anteriores, especialmente en las placas de inducción de última generación. También requieren la utilización de utensilios de cocina específico y en ocasiones limitan la utilización de ciertos productos, como te contamos en nuestro post “Mi Sartén no Funciona. Problemas con las Placas de Inducción”.

 

¿Gas, vitrocerámica o inducción: qué placa de cocina es mejor?

 

A no ser que utilices la cocina únicamente para preparar cuatro cosas, si te gusta cocinar te recomendamos descartar las placas vitrocerámicas y centrar tu elección entre las cocinas a gas y de inducción.

 

Si decides pasarte a la inducción, ten en cuenta que su precio será mucho más elevado, especialmente si adquieres uno de los modelos más evolucionados, hecho que te recomendamos si quieres aprovechar al máximo las ventajas de este sistema sin sufrir las limitaciones de las placas más sencillas. Recuerda también que deberás cambiar todos tus utensilicos de cocina –si no es apto para inducción- y que tu consumo energético será mayor.

 

Y si eliges una cocina de gas, ten presente que seguirás maldiciendo los fogones cada vez que tengas que limpiarlos, que inevitablemente volverás a quemarte algún día cuando te despistes y que posiblemente te dejarás el fogón encendido algún día durante la cena. Aunque por otro lado, podrás seguir utilizando tus utensilios de cocina de siempre, ya que no es necesario que adquieras piezas aptas para inducción si no tienes intención de utilizar este sistema. Las piezas no aptas para inducción son más económicas, por eso en Castey disponemos de una colección especial para cocinas vitro y gas que, además de ahorrarte un dinero, te permitirá aprovechar al máximo la energía de estas placas y cocinar rápidamente.

 

Y si aún estás indeciso, el mercado ofrece cocinas mixtas con fogones de gas y de inducción para que no prescindas de las ventajas –ni de los inconvenientes- de ninguno de los dos sistemas.

 

Como ves, elegir una placa de cocina no es fácil, ya que todos los sistemas tienen sus pros y contras. Deberás tener en cuenta tus necesidades y optar por el que se adapte mejor a tus necesidades. Y cuando lo hayas hecho, deberás escoger los utensilios de cocina que mejor se adapten a ella. Existen muchos materiales y calidades, y no todos ofrecen el mismo rendimiento. En esta guía para elegir sartén te damos unos consejos para no equivocarte.

 

¿Te ha sido útil esta información?
Sending
User Review
3.75 (4 votes)

Related Posts

02 Feb
AHORRA ESPACIO CON EL CONJUNTO DE COCCIÓN MULTIFUNCIONAL TODO EN UNO DE CASTEY
Producto // 0

Sea cuál sea el tamaño de tu cocina siempre te faltará una cosa: espacio de almacenaje. Si eres de los que les gusta cocinar, te faltaría espacio para guardar todo lo que tienes y/o te gustaría tener incluso si la ampliaras al comedor.   Por eso siempre intentamos que nuestros productos contribuyan un poco en

19 May
¿POR QUÉ MI SARTÉN NO SIRVE PARA LAS COCINAS DE INDUCCIÓN?

La principal ventaja de las cocinas de inducción es que únicamente calientan el utensilio con el que se está cocinando. Esto hace que la cocción por inducción mole mucho: no solo puedes controlar muy bien la temperatura, sino que además las placas son muy seguras, rápidas, ahorran energía y se limpian fácilmente. Pero la magia

16 May
SECRETOS PARA COCINAR A LA PLANCHA
Cocina // 0

Cocinar a la plancha es tan delicioso como saludable. Y además es una técnica de cocina relativamente sencilla que todo el mundo puede llegar a dominar, incluso los cocineros más patosos. Y si cocinar a la plancha es tan sencillo, ¿por qué en casa la carne nos queda dura, el pescado se nos rompe y

Comments

Leave a comment