fbpx

OLLA DE HIERRO FUNDIDO Y COCOTTES: LIMPIEZA, CUIDADOS Y CONSEJOS

 
Las Cocottes son unas de esas cacerolas que nos pueden acompañar toda la vida. Es más, si la usas y limpias da la manera correcta seguramente pasará a la siguiente generación de la familia.
 
Su cuidado no requiere demasiado trabajo, pero te aconsejamos que cojas algunos hábitos para poder mantener sus cualidades. El principal y más importante es lavarla siempre con una esponja suave y secarla con un paño. Por otra parte, es fundamental procurar calentar la pieza a baja temperatura durante unos minutos antes de poner el fuego más alto, ya que los cambios bruscos de temperaturas con el tiempo pueden ir debilitando y dañando su esmaltado.
 
Tampoco estaría mal que, de vez en cuando, durante esos ratitos libres en casa, cubras la superficie interior de la cacerola con una fina capa de aceite. De esta manera potenciarás las propiedades antiadherentes del esmalte y evitarás que aparezca alguna manchita de oxido.
 

Pero ahora sí, ahí van nuestros mejores consejos para mantener limpia y como nueva tu olla de hierro fundido, Cocotte

 

Tómatelo con calma, si tienes cosas que hacer, hazlas.

 
Las Cocottes son características para cocinar recetas de larga cocción o como lo llaman los más modernos el slow cooking. Este concepto requiere tu atención durante apenas unos minutos. El resto del tiempo se irá cocinando sola mientras estas trabajando, descansando o dedicándote a otras tareas domésticas.
 

No te vengas arriba, solo necesitas un poco de aceite para que no se pegue.

 
Una de las mayores virtudes de las cacerolas Cocottes es que cuanto más las uses, mejores sabores y resultados obtendrás, ya que el aceite que se usa al cocinar penetra en los poros del esmalte y va creando una capa natural antiadherente de color marrón oscuro. Esto mejora la eficiencia de la cocción, evita que los alimentos se peguen y disminuye la cantidad de aceite requerida en cada preparación.
 

No quites la tapa continuamente para echar un vistacillo rápido.

 
Si, nos gusta ir mirando cómo se va cociendo nuestro guisado para removerlo una poco o simplemente poner la nariz. Pero las ollas Cocottes disponen de un sistema de humidificación que devuelven el líquido de la condensación a los alimentos de manera continuada. De este modo los ingredientes adquieren un sabor excepcional, ya que se mantienen hidratados y se cocinan en un circuito cerrado. Así que mejor deja de cotillear porque si no se perderá el efecto y sus propiedades.
 

Ojo, siempre protégete las manos con algo, ya sea con manoplas o un trapo.

 
Ten cuidado, porque las asas de las Cocottes transmiten el calor. Estas ollas de hierro fundido están hechas de una sola pieza y las asas se calientan como el resto de la olla. Si no te proteges como es debido, y echas mano a la olla cuando está caliente, estarás corriendo el riesgo de quemarte y de dañar el esmalte cuando sueltes la cacerola. Además, de dejarlo todo perdido y el guiso desparramado por el suelo, con toda la mala leche tendrás que recogerlo, limpiar y vuelta a empezar. Por lo tanto, no seas bruto y usa siempre unas manoplas para remover y trasladar la cazuela.
 

Olvídate de rascar para sacar los restos.

 
En caso que se quede algún resto pegado, siempre deja enfriar la cazuela antes de ponerla en remojo. Añade un poco de detergente y déjala por unas horas o de un día a otro hasta que se despeguen los restos. Y por nada del mundo debes utilizar un estropajo o fibra de acero para ponerte a rascar como un loco.
 

Limpia con cabeza y olvídate del lavavajillas.

 
A la hora de limpiarla usa mejor esponjas y detergentes suaves. No te acostumbres a tirar del lavavajillas por pereza a limpiarla a mano, porque aunque puedes ponerla en el lavavajillas, con el tiempo su agresividad va a dañarla. Si crees que necesita una limpieza a fondo cubre el fondo de la cacerola con sal gorda y un poco de agua, caliéntala durante unos minutos en el fuego hasta que hierva y la suciedad se desincruste. Seguidamente retira el agua, limpia los restos con una esponja y finalmente sécala con papel.
 

No seas perezoso y usa tus brazos para trasladarla.

 
Aunque las ollas de hierro fundido pesen lo suyo no debes caer en la tentación de arrastrarlas por la encimera, sino de levantarlas, así evitarás ralladas en el esmalte y en las superficies de tu cocina.
Si te consideras un verdadero gourmet no te olvides de equipar tu cocina con una olla Cocotte. Consiguiendo así revivir la cocina más auténtica, llena de pasión y de buenos e intensos aromas de los guisos de toda la vida. Nosotros las tenemos en dos colores y de varios tamaños, puedes verlas aquí. ¡Aprovecha cualquier ocasión para adquirirla y empieza a cocinar!
 

También te puede interesar

 
LAS 5 REGLAS IMPRESCINDIBLES PARA USAR, CUIDAR Y LIMPIAR SARTENES DE ALUMINIO CORRECTAMENTE SIN TENER QUE LEERTE UN MANUAL DE INSTRUCCIONES
 
EL FILETE PERFECTO. TRUCOS PARA QUE LA CARNE ASADA QUEDE TIERNA
 
¿CÓMO LIMPIAR LA PLACA DE INDUCCIÓN? SECRETOS PARA LIMPIAR VITROCERÁMICA

¿Te ha sido útil esta información?
Sending
User Review
0 (0 votes)

Related Posts

19 May
LAS 5 REGLAS IMPRESCINDIBLES PARA USAR, CUIDAR Y LIMPIAR SARTENES DE ALUMINIO CORRECTAMENTE SIN TENER QUE LEERTE UN MANUAL DE INSTRUCCIONES.

La verdad es que los manuales de instrucciones son extremadamente aburridos y pesados de leer. Incluso las personas que los escriben se aburren enormemente al hacerlo. Pero deberías leerlos para saber cómo usar, cuidar y limpiar tus sartenes de aluminio. Sí, es cierto, una sartén de aluminio fundido con recubrimiento antiadherente no es un aparato

14 May
DEJA DE MALTRATAR TUS SARTENES. 10 ERRORES GRAVES QUE NUNCA DEBERÍAS COMETER

  Si comprar una sartén ya no es fácil, cuidarla también requiere su trabajo. Usar tu sartén correctamente es prioritario para alargar su vida útil. Y si te has gastado un dineral para comprarte una sartén de calidad que te dure una eternidad, razón de más para hacerlo. ¿Sabías que el 90% de las veces

27 May
CÓMO LIMPIAR UNA SARTÉN QUEMADA. TRUCOS PARA RECUPERAR EL ANTIADHERENTE DE UNA SARTÉN.

Hasta los mejores chefs pueden tener un despiste de vez en cuando y quemar una sartén. Hacer mil cosas a la vez y estar pendiente de otras mil más pasa factura a veces, y las consecuencias las pueden sufrir nuestras queridas sartenes. Ahora bien ¿Cómo solucionamos este incidente para volver a utilizar la sartén?  

Comments

Leave a comment