fbpx

PLACAS FLEX INDUCCIÓN: ¿SON UNA BUENA COMPRA? VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS PLACAS DE INDUCCIÓN FLEXIBLE SIN ZONAS DELIMITADAS.

El principal inconveniente de las placas de inducción convencionales, especialmente de los modelos más sencillos, es que deben usarse sartenes y utensilios de cocina de un diámetro muy similar al de la zona de cocción para que funcionen correctamente. En la práctica esto resulta siempre un problema: los productos que más utilizamos solo funcionan en una o dos zonas y acabamos desaprovechando la mitad de la placa de inducción. Las placas Flex Inducción han nacido para acabar con este problema y, ya de paso, también incluyen otras innovaciones tecnológicas muy interesantes, sobre todo para quién disfruta cocinando en casa.
 

¿Qué son las placas Flex Inducción?

 
A diferencia de las placas de inducción tradicionales, las placas flexinducción tienen unos sensores que funcionan de manera individual. Detectan automáticamente la forma y el tamaño de los recipientes que se utilizan y calientan únicamente las zonas de la placa que están en contacto con ellos.
 
Esto permite cocinar con utensilios rectangulares, ovalados o de cualquier forma sin las limitaciones que conlleva depender de una zona de inducción circular. El tamaño de los recipientes también deja de ser relevante, ya que la placa o zona flexinducción puede detectarlos en cualquier punto. Incluso podemos colocar más de un utensilio en una misma zona y elegir si queremos que todo se cocine a la misma temperatura o a temperaturas distintas.
 
Los utensilios de cocina de la Colección Vulcano de Castey son perfectos para este tipo de placas. La colección incluye Cacerolas de Horno y Planchas para Flexinducción con una base rectangular Full Induction total que se calienta de manera rápida y uniforme para que los ingredientes se cocinen siempre en su punto. Además sus asas de silicona integradas evitan quemaduras accidentales y son muy suaves y confortables. Los utensilios de cocina Vulcano son también muy antiadherentes: los alimentos no se pegan nunca, incluso si se cocina con poco aceite.
 

¿Cuáles son las principales ventajas de las placas Flex Inducción?

 
La principal ventaja de estas placas frente a las placas de inducción tradicionales es que ya no tendrás que preocuparte por el diámetro de las bases de los utensilios de cocina y podrás cocinar recipientes de cualquier tamaño. No importa si son muy grandes o muy pequeños, la placa los detectará siempre. También podrás cocinar más cosas a la vez porque la superficie útil efectiva de estas placas es mucho mayor. Además ya no hay zonas desaprovechadas –cosa que sucede habitualmente con las zonas más grandes y más pequeñas de las placas de inducción convencionales- con lo que le sacarás un mayor rendimiento a la placa. Y como solo se calienta la zona que se está utilizando en cada momento, ahorrarás energía.
 
Estas son las características básicas que definen las placas FlexInducción, pero no todas estas placas son iguales. Las más sencillas añaden una pequeña zona flexible a las tradicionales zonas circulares, otras tienen varias zonas flexinducción independientes que, en algunos modelos, pueden llegar a unirse para crear zonas más amplias. E incluso hay modelos con una única zona totalmente flexible sin areas limitadas. La verdad es que el abanico de modelos y precios es prácticamente ilimitado.
 
Y es que los fabricantes están convencidos que estas cocinas son el futuro y no dejan de mejorarlas para ir cada vez más allá e intentar convencer incluso a los defensores de las cocinas de gas más reticentes.
 

¿Cómo son los modelos Flex Inducción más avanzados?

 
Los modelos más avanzados son los que cuentan con una única zona totalmente flexible y los que permiten unir varias zonas en una para ampliar la superficie de cocción y poder usar utensilios de cocina grandes.
 
La verdad es que las placas Flex Inducción más avanzadas te permiten hacer cosas impensables hace poco. Son capaces de memorizar los ajustes aplicados a cada uno de los utensilios con los que estamos cocinando. Y los transfieren automáticamente a cualquier punto de la placa si tenemos que moverlos. Con esto se consigue aprovechar al máximo la superficie de la placa y que podamos cocinar muchas cosas a la vez.
 
Otra de las funciones que más destacan los fabricantes es la que, con solo pulsar un botón, divide la zona flexible en tres partes, asignando a cada una de ellas una temperatura distinta: potencia máxima en la parte delantera para hervir, potencia media en la central para cocinar a fuego lento, y potencia mínima detrás para mantener caliente. Cada zona se activa automáticamente solo cuando se utiliza para que tú no tengas que hacerlo manualmente.
 
Y también hacen más cosas chulas, como ajustar la potencia del fuego para mantener el aceite o el agua a una temperatura concreta y constante durante todo el proceso de cocción, indicarte lo que están consumiendo en cada momento para que siempre sepas la energía que gastas y puedas controlar mejor tus facturas, pantalla táctil, calentamiento ultra-rápido para, por ejemplo, llevar el agua hasta el punto de ebullición en un momento, programadores de tiempo y avisadores acústicos de fin de cocción, y un montón de funciones de esas que siempre hacen que te entren ganas de comprar algo aunque luego solo uses las funciones básicas.
 

¿De verdad no tienen ningún inconveniente estas placas?

 
¡Pues claro que los tienen! El principal es el precio. Las placas FlexInducción más sencillas ya pueden llegar a costar unos 1.000€ y las más avanzadas incluso se acercan a los 4.000. Por eso antes de decidirte es muy importante que te plantees si realmente necesitas todas estas funciones o no. No todos cocinamos del mismo modo. Estas placas les van genial a los que hacen varios platos a la vez con distintas técnicas de cocción y potencias, y a los que usan utensilios de cocina ovalados, rectangulares muy grandes o muy pequeños. Si este no es tu caso, puede que no valga la pena que inviertas en este tipo de placas. En nuestra guía para elegir cocina encontrarás muchos consejos para que elijas tu cocina ideal.
 
También es importante que sepas que cocinar con una placa de inducción FlexInducción no implica que puedas cocinar con un número ilimitado de utensilios de cocina a la vez, aunque sean muy pequeños y te quepan en la placa. El número de detectores que pueden activarse al mismo tiempo está limitado. También los ajustes de potencia: incluso las placas más avanzadas pueden cocinar con un máximo potencias distintas a la vez.
 
Y no olvides que el cristal que utilizan sigue siendo un cristal vitrocerámico convencional. Y, como te contamos en nuestra guía para limpiar la placa de inducción, la vitrocerámica es delicada y un poco caprichosa.

¿Te ha sido útil esta información?
Sending
User Review
4.27 (15 votes)

Related Posts

12 Dic
¿COCINAS A GAS, VITROCERÁMICA O INDUCCIÓN? ¿TE AYUDAMOS A ELEGIR? DIFERENCIAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS PRINCIPALES TIPOS DE COCINAS.

Aunque las cocinas a gas siguen siendo mayoritarias, lo cierto es que poco a poco las cocinas de inducción han ido ganando terreno al fogón tradicional y cada vez son más las personas que optan por este sistema. Y no solo eso, sino que la mayoría de ellos se han convertido en grandes defensores de

19 May
¿POR QUÉ MI SARTÉN NO SIRVE PARA LAS COCINAS DE INDUCCIÓN?

La principal ventaja de las cocinas de inducción es que únicamente calientan el utensilio con el que se está cocinando. Esto hace que la cocción por inducción mole mucho: no solo puedes controlar muy bien la temperatura, sino que además las placas son muy seguras, rápidas, ahorran energía y se limpian fácilmente. Pero la magia

16 May
¿PARRILLA, PLANCHA O GRILL? ¿QUÉ PLANCHA DE COCINA ELIJO?
Consejos // 0

Elegir una buena plancha de cocina es básico si queremos que la carne, las verduras y el pescado a la plancha nos queden tan sabrosos y suculentos como cuando nos los comemos en los restaurantes. Aunque cocinar a la plancha tiene sus trucos y secretos, en realidad es una técnica bastante sencilla. Cuando la utilizamos,

Comments

Leave a comment